Slider

¿Qué es el castigo corporal?

El Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas en su Observación General Nº 8 (2006) define el castigo físico o corporal como "todo castigo en el que se utilice la fuerza física y que tenga por objeto causar cierto grado de dolor o malestar, aunque sea leve".

Según el Comité, en la mayoría de los casos se trata de pegarle a los niños con la mano ("manotazos", "bofetadas", "palizas") o con algún objeto (azote, vara, cinturón, zapato, cuchara de madera, etc.), pero también puede consistir en dar puntapiés, zarandear o empujar a los niños, arañarlos, pellizcarlos, morderlos, jalarles el pelo o las orejas, obligarlos a ponerse en posturas incómodas, producirles quemaduras, escaldaduras, obligarlos a ingerir alimentos hirviendo u otros productos (por ejemplo, lavarles la boca con jabón u obligarlos a tragar alimentos picantes).

What-is-corporal-punishment

Entre las formas no físicas de castigo que son crueles y denigrantes y, por lo tanto, discrepan de la Convención se encuentran aquellos castigos en los cuales se menosprecia, se humilla, se denigra, se convierte en chivo expiatorio, se amenaza, se asusta o se ridiculiza al niño.

De acuerdo con el Comité el castigo corporal siempre es degradante.

Why-prohibit-corporal-punishment

¿Por qué prohibir los castigos corporales?

Prohibir el castigo corporal significa asegurar que los niños reciban igualdad de protección ante la ley contra la agresión, sea quien sea el infractor, e independientemente de que la agresión se haya infligido como "medida disciplinaria" o castigo. Negar a los niños la misma protección que se concede a los adultos demuestra que la sociedad los considera inferiores.  Los niños, al ser los miembros más pequeños y vulnerables de la sociedad merecen más protección, y no menos, contra el ser golpeados y lastimados. La prohibición del castigo corporal mejora el estatus del niño como un individuo en plena posesión de sus derechos, en vez de o considerarlo un subordinado o una posesión.

El propósito principal de la prohibición tiene una finalidad educativa, que consiste en establecer claramente que cualquier nivel o forma de castigo corporal ya no es aceptable. No se trata de criminalizar a los padres, de hecho, la mayoría de los países que han logrado esto no han observado un incremento en el número de padres puestos a disposición de la justicia. Al contrario, cuando la ley va acompañada por educación y campañas de conscientización puede ayudar a que los padres y otros cuidadores entiendan el derecho de los niños a la protección, al tiempo que esto puede servirles de apoyo en el uso de formas de crianza y enseñanza positivas, no violentas.

Cualquier castigo corporal es una violación al derecho de los niños de que se respete su dignidad humana y su integridad física, al igual que sus derechos a la salud, el desarrollo, la educación y el derecho a una vida libre de tortura u otro castigo o trato degradante e inhumano. Los países están obligados pora el Derecho Internacional de los Derechos Humanos  a prohibir su utilización en todos los ámbitos, lo cual incluye los hogares. El Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño introdujotó esta obligación en la Observación General Nº 8 (2006), y consistemente recomienda la prohibición legal y otras medidas para acabar con el castigo corporal hacia los niños. 

Una creciente cantidad de estudios asocian el castigo corporal, que incluye "dar nalgadas" ocasionalmente, con una amplia variedad deconsecuencias negativas para los niños, tales como el empeoramiento e del estado de salud mental, desarrollo cognitivo y resultados académicos ( incluidos la obtención de calificaciones más bajas y el aumento de la deserción escolar), aumento de la agresividad y del comportamiento antisocial. El castigo corporal puede dañar las relaciones familiares y, lejos de enseñarle a los niños a comportarse bien, les enseña que la violencia es una manera aceptable de resolver conflictos.

Los efectos del castigo corporal pueden ser duraderos. Las investigaciones han revelado que los adultos que en la niñez sufrieron castigos corporales son más propensos a aceptar o experimentar la violencia, lo cual incluye la violencia en relaciones de pareja – sea como víctima o victimario, y tienden  a involucrarse más en conductas criminales y violentas. Por lo tanto, acabar con el castigo corporal es clave no solo para acabar con toda violencia contra los niños, sino también para reducir la violencia que existe en la sociedad a n largo plazo.

El castigo corporal es la forma más común de violencia experimentada por los niños a nivel mundial. El establecimiento de la prohibición legal, acompañada por medidas de educación y  conscientización, ha logrado la reducción del   uso del castigo y al mismo tiempo logra un efecto positivo en la reducción de otras formas de violencia contra los niños. Conforme con la Agenda de Desarrollo Sostenible, los países se han comprometido a terminar con todas las formas de violencia contra los niños (Objetivo 16.2). Para lograr este objetivo para el año 2030, tendrán que prohibir y trabajar por eliminar el castigo corporal con carácter de urgencia.

El papel de la Iniciativa Global

La Iniciativa Global tiene como propósito terminar con la violencia legalizada contra los niños, mediante la eliminación y prohibición universal de todo castigo corporal a los niños. Invitamos a los gobiernos u otras entidades a "hacerse cargo" del problema y trabajar activamente en él. También apoyamos campañas nacionales con asistencia e información relevante.

Llevamos a cabo una amplia gama de actividades, tales como:

  • Investigación jurídica, manteniendo informes detallados sobre cada uno de los países y territorios a nivel mundial.
  • Informes y revisión del trabajo de los organismos de control de los tratados de derechos humanos y del Examen Periódico Universal.
  • Revisión de la investigación sobre la prevalencia y efectos del castigo corporal, el impacto positivo de su prohibición y de materiales de disciplina positiva.
  • Producción de una gama de recursos que apoyan su promoción a nivel nacional, regional y mundial, además de la producción de recursos técnicos que apoyan la reforma legislativa y las campañas de divulgación sobre el problema.
  • Provisión de apoyo individualizado a los esfuerzos nacionales por reformar la ley e implementar la prohibición del castigo corporal, lo cual incluye asesoría técnica en la elaboración de leyes de prohibición y asistencia en la organización de talleres in-situo.
Role-of-the-Global-Initiative-2

Si le interesa trabajar con nosotros para terminar el castigo corporal en su país, por favor, escríbanos a la dirección: info@endcorporalpunishment.org.

Este pagina ha sido traducido por nuestro socio, Translators without Borders. Para cualquier comentario o corrección sobre el contenido o la traducción, envíe un correo electrónico a info@endcorporalpunishment.org

Translators_without_Borders