Uso de la ley de derechos humanos para apoyar la promoción de la reforma legal

Los Estados que ratificaron la Convención sobre los Derechos del Niño y otros instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos tienen la obligación de prohibir y eliminar todo castigo corporal contra los niños en todos los entornos, incluido el hogar.  

Sistemáticamente se les recuerda esto a los gobiernos cuando se hace el examen de la implementación de los tratados que ratificaron y durante el Examen Periódico Universal de los registros de derechos humanos. A menudo, las resoluciones judiciales de los Tribunales superiores también se refieren al imperativo de derechos humanos de proteger a los niños del castigo corporal.  

La promoción nacional de la reforma legal se ve reforzada significativamente cuando hay conciencia de esta presión más amplia sobre los gobiernos para proteger plenamente a los niños del castigo corporal. 

 

 

Este pagina ha sido traducido por nuestro socio, Translators without Borders. Para cualquier comentario o corrección sobre el contenido o la traducción, envíe un correo electrónico a info@endcorporalpunishment.org

Translators_without_Borders